Una cosa que he aprendido con los años, y que cada vez que pido un deseo por algo, ya sea por fin de año o un cumpleaños, es “no esperar nada, y que algo llegue de repente y me sorprenda“.

En realidad es una manera de aceptar lo que venga, porque por activa y por pasiva, en este blog, he contado que lo que más me ha enseñado la vida es que cuanto más planifico, cuanto más quiero algo, cuanto más empeño y trabajo por algo pongo, menos obtengo. El universo o lo que sea, ya se ha encargado en demostrarme que sus tiempos no son iguales a los míos, y que si viene lo que quiero, será cuando a él se le ocurra, y posiblemente ya no será viable para mí.

Así que he aprendido a “no esperar nada, como medio para ser feliz.” Lo que venga, si es bueno, bienvenido sea, y si es malo, habrá que apechugar con ello.

Nos obcecamos por las cosas, o nos quieren convencer que todo se puede, que todo se consigue. Algo de verdad tiene, pero has pensado en la frustración que conlleva no conseguir ese sueño o deseo?

Evidentemente si no nos esforzamos o tratamos de encaminarnos a nuestro sueño, ni siquiera existirá la posibilidad de conseguirlo. Por poner un ejemplo, si a mi me gusta escribir, y sueño con ser escritora, pero no escribo nunca o no pongo empeño a ello, por supuesto nunca lo conseguiré.

Pero uno trata y ya veremos si se consigue. El tiempo y algo de azar, dirá la última palabra sobre nuestros sueños.

Leía el otro día, un artículo que hablaba de que el éxito estaba totalmente relacionado con el azar. Puedes leerlo desde aquí.

La frase que iniciaba el artículo era “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. Sino haces nada, no te va a caer del cielo nada. Me parece perfecto, mucho trabajo y constancia.

Pero … siempre hay un pero. Si al final no lo logras, pues no pasa nada, no todos lo hacen. 

El verdadero punto de todo esto, es “no esperar nada, y todo lo que venga será fantástico”. Sigue en lo tuyo. Esfuérzate, hazlo porque lo que hagas te llene y te haga feliz. Nunca te compares con los demás, se auténtico, que por ahí hay mucha mentira y posado. Lo logras? pues disfrutarlo. No lo haces, pues no pasa nada, habrá otra cosa que te guste o sueñes con lograr.

Ya sabes mi lema, vive, ama, disfruta de lo que eres y haces, y sobre todo piensa… si otros pueden porque  no yo? Pero no te vuelvas loco, no esperes nada, y así todo lo que llegue a tu vida será maravilloso y sobre todo te sorprenderá.

Qué mejor que vivir de sorpresa en sorpresa y no de frustración en frustración.

pd: Che Pedrín, tu lograste tus metas en tu vida?

imagen via@Pinterest